Vistas a la página totales

domingo, 24 de mayo de 2009

Los primeros 10 de AVENTURAMA

Recibí la invitación de Argeos para celebrar los diez números de Aventurama. Conocí personas muy lindas y me encontré con amigos de este medio que hoy reconozco como alimento que es la Ciencia Ficción. Hace tiempo, cuando era muy chico y leía a Asimov o a Tolkien, recuerdo que sentía curiosidad por las reuniones de los inklings o los escritores de Hugo Genrsback. Hoy al conocer a Santiago Oviedo, Alejandro Alonso o a Alfredo Grassi, me siento integrado en un conjunto semejante. La conversación es ahí fluida, sincera, llena de buena onda, donde se recuerdan anécdotas divertidas e ilustradas de editores, publicaciones e ideas sobre guiones. Tampoco faltaron sanguchitos y bebida, entre los temas que iban y venían sobre sillones más que cómodos, bibliotecas plagadas de libros y algún que otro óleo original.
Me encantó conocer a Juan Manuel Valitutti, había realizado una viñeta para su cuento Despunta helios, siempre con la mediación de esa estrella fanática de la CF llamada Laura Ponce. En uno de los breves breaks hablé con Teresa Mira y Guillermo, su marido, ambos también muy comprometidos con mantener vivo este tipo de escritura, tan difícil como versátil, ya hablemos de space opera o CF dura, el armado de las historias demanda una gran capacidad de imaginación, coherencia y narración para concretar un buen relato. Cuando escuché de labios del mismo Grassi que hoy se está produciendo en lengua castellana Ciencia Ficción de calidad, incluso mejor que la de habla inglesa, grité por dentro: Sí. Porque es lo que pienso desde hace un par de años, pero no me animaba a decirlo por ser tildado de profano. Quizá cueste creer que nos estamos poniendo a la misma altura de los creadores y a la vez ¿por qué no? Vivimos tiempos duros de crisis económica, donde los video juegos y el DVD pirata son los rivales de los libros, en momentos en que la historieta tiene cada vez menos texto. Es natural que el escritor de hoy se arriesgué mixturando (mezclando en un portuñol hereje) lenguajes y estilos que ve en el cine digital moderno. Valitutti opina, como Spielberg en su momento, que tratamos de volver a lo que nos queda de niños. Otros que nos fascina el espacio, los mundos desconocidos. Yo creo que buscamos escapar de lo cotidiano, la rutina de las obligaciones diarias, es lo que hago cuando sigo a Sálvat perdiéndose con su moto en el horizonte o a la protagonista de “Sigrid” en ese extraño planeta. O a la desdichada androide de “Robosiquiatría”. Puedo enumerar las aventuras de Dorian Stark, como las desventuras de un hombre enamorado en “Ella vendrá”, de Yoss, lo mismo vale para Néstor Darío Figueiras y tantos escritores de hoy, aportando sus relatos para esos lectores hambrientos de pasar un buen momento que les deje recuerdos preciosos.

2 comentarios:

nestordarius dijo...

Gracias por la parte que me toca, Mario. La verdad es que todos leemos (y escribimos, los que lo hacemos) para escaparnos a otros mundos maravillosos. Y si esos relatos nos hacen pensar sobre qué estamos haciendo con el nuestro, tanto mejor. Un placer que me menciones junto a Yoss, Ric Gorno, Alexis Brito Delgado y Laura Ponce. ;-)

M.C. dijo...

Creo que es una buena época para los creadores en materia de Cf, en todas las vertientes, hablo de literarias, gráficas y porque no musicales.